martes, 28 de julio de 2009

CAMBIOS ESTRUCTURALES EN EDUCACIÓN

(nunca el cambio por el cambio)

Cuando redacté el artículo impreso en el periódico local “la voz de Almería” de 18 de marzo, reclamaba un cambio estructural en la educación amparándome en el pensamiento de dos mentes señeras. Estoy convencido que nuestra sociedad se tiene que plantear qué es lo que quiere que se haga con la educación de la sociedad, si se orienta hacia un sistema competitivo o solidario dentro de una sociedad siempre competitiva. Dentro de una democracia que confunde sus reglas con el revuelto de todo.

Que yo recuerde, de las propuestas que hiciera el Sr. Guillermo de la Dehesa en el Programa “el debate” de la Cadena de televisión “CNN+”, dirigido por José Mª Callejas, lo decía muy claro NO A LOS CAMBIOS DE PLANES DE ESTUDIOS, SINO MODIFICANDO LA ESTRUCTURA, el sugirió unas formulas:
1º incrementando el pago: pagando a los mejores…
2º incrementando la reputación y
3º reduciendo la ratio de alumnos/profesor.

Cuando ahora, tras la ruptura de la concertación social, tras meses de negociación, desarrollada por los sindicatos, la patronal y el gobierno, la C.E.O.E., (confederación española de organizaciones empresariales)demanda un cambio estructural en el terreno laboral, …se nos insta a que sea el diálogo negociador el medio de lograr el cambio estructural, pero lo que si aflora es que los cambios que se demandan no pueden ser “formales” sino de un calado y significación que “desestructuraran” lo ahora conocido. Tras esto, una pregunta, un interrogante:Hablamos de cambio, pero ¿aceptamos el cambio? Me referiré a la situación del Sr. Obama y su pretendida política de transformación del sistema establecido en su sociedad estadounidense, respecto de la salud –ahora- y de la educación –más tarde-.
Lo que pide ahora el Sr. Obama no es sino el desarrollo de su programa electoral por el que fue votado apabulladamente. Resulta que cuando lo planteaba, entusiasta la población consintió, y ahora que es momento del “cambio estructural”… andan confundidos. ¿Es que a la sociedad, a la democracia, le falla el compromiso social?, y si no falla el compromiso, ¿qué es lo que falla, la capacidad de asumir riesgos?
Según los análisis de estudio que desarrollan los asesores parece ser claro que el sistema sanitario está abocado a un descalabro “financiero” similar al sufrido por el sistema bancario. Estas máquinas de producción están generando productos “tóxicos” que repercutirán a corto plazo en contra del sistema por lo que se han de tomar medidas de corrección… Me pregunto, ¿está este sentido gregario de la sociedad cerrando los ojos, negando la evidencia… o simplemente no llegan a entender y, embotadas sus mentes, no actúan?
Luego, no es el “cambio de estructura” la solución. Así que “tanto para el que lo propone como el que lo dispone” no es el cambio de estructura la solución, dicho de otro modo, no es el cambio de coche o vehículo –medio de “transporte”- sino el propio itinerario, el lugar de destino. Y esto es algo más profundo, tocamos convicciones y temores. Algo como “las reglas de juego”. Por ello, 1º ¿Queremos seguir jugando?, 2º ¿cambiamos de baraja?, ó 3º ¿cambiamos de reglas de juego?

¿Por dónde avanzar y superar la situación en la que nos encontramos? Volviendo a mi parcela, y extrapolando esta situación referida, hurgo en la situación con la precaución de, siendo juez y parte, no contaminar mis pensamientos con sentimientos y consciente que las soluciones reales nunca llegan a ser mágicas y globales. Por ello sé que éstas no son suficientes:

1º El pago por el pago no solventa nada, pero sí, si se presenta un perfil de promoción: uno puede ser Maestro para toda la vida, pero sí en base a unos niveles de promoción y superación, escala unos méritos, en consonancia con la retribución, de tal modo que pudiera ser “catedrático” de su disciplina y campo profesional sin tener que abandonar lo que puede estar haciendo bien. (no premiar al Puesto sino a los Resultados)
2º A estas alturas de mi vida, ya sé que hay Profesionales “como la copa de un pino” que no se han apartado del aula, superándose cada día, y que otros trepas creyeran que son mejores porque escalaron y hollaron más. La apariencia hace que los segundos aparezcan más “brillantes” mientras que “el cubierto de polvo de tiza” pase por un adocenado. Es por tanto harto difícil para ser justo “separar el corazón sin derramar una gota de sangre”* ¡Claro está, que para ser injustos ya tenemos lo que tenemos!
3 ¿Por qué principio “estructural” un profesor de E. Secundaria puede ser catedrático (consolidando “méritos económicos”) y uno de Ed. Infantil o de Primaria, no. Estamos hartos de reclamar que se dote a los profesores de mayores habilidades pedagógicas y didácticas, porque si bien “saben mucha cantidad de su disciplina” ellos mismos se quejan de encontrarse desvalidos en el dominio de las estrategias de control y motivación de los grupos de alumnos, al par que en los Maestros/as se refuercen las bases del aprendizaje y de las emociones… conociendo e investigando las razones por las que sus actuaciones provocan esos resultados que observan, la solución está en que convirtamos nuestras aulas en laboratorios científicos,que no nos vengan a decir quienes no han pisado una clase, cómo lo tenemos que hacer, sean inspectores, orientadores o catedráticos.

Entonces cambiará la educación porque dejará de ser servil al “gobierno o a la iglesia”, aunque más bien de aquellos que en nombre del gobierno o de la iglesia, pretenden ejercer un poder ciego y absurdo, embarcándonos en disparates y luego argumentando justificaciones falaces.

Tanto unos como otros, debemos saber trabajar sin libros, diseñar los cauces de adquisición de conocimientos y competencias… al margen de los instrumentos. Nuestra profesión es esclava de unas herramientas que en la actualidad se demuestran superadas por otras; pero ¡ojo!, estas nuevas mal usadas, igualmente pueden llevarnos al fracaso, de igual modo que con los libros por los libros. Un pensamiento crítico y constructivo, preparado para ser autónomos, profesionales y responsables, sintonizarían con la nueva onda.

Por supuesto el cambio estructural ha de llegar a los formadores de formadores (a veces en la universidad son los últimos en enterarse, no porque no sepan, porque “están al loro de todos los discursos”, sino porque no forman; ellos también requieren que cumplan, se comprometan, participen, respondan de sus actos profesionales.

Tampoco la estructura es suficiente, ahora se cambia el formato ajustándose al “Plan Bolonia”, que aunque denominado “Plan” conlleva el incremento de un año más de estudio, el período de formación para consolidar el Grado, -frente a la Diplomatura actual para Infantil y Primaria-, como nivel mínimo de cualificación académica para el ejercicio de la profesión docente, al que se añadirán “Post Grado” y “Masters”, concluyendo en “Doctorado”.

NO ES por tanto objeto o consecuencia de CAMBIO, sino que ES objeto y consecuencia de su CREACIÓN.

(PERO ESTO YA “ES HARINA DE OTRO COSTAL”, PARA LOGRARLO TENDREMOS QUE RECORDAR EL TEXTO BIBLICO DE “ODRES NUEVOS PARA VINOS NUEVOS”, Y PARA EXPERIMENTOS, LA PROPIA IGLESIA Y SUS RESULTADOS)

*Del “Mercader de Venecia” de W. Shakespeare

Tengo en mi memoria la imagen del Sr. D. José Mª Aznar tomando unas copas de vino en una bodega del marco de Denominación “Rivera de Duero” jactándose que “a él nadie le tiene que decir cuántas copas… “ contradiciendo a la Ley de Tráfico; así con igual prepotencia nos embarcó en la guerra de 2003 contra Irak.

lunes, 13 de julio de 2009

¿ Cómo aprendemos ?, ¿ Cómo enseñamos ?

Desde mi “AULA DE APOYO A LA INTEGRACIÓN”[1] Y DE CONVERGENCIA en la atención a necesidades educativas para la normalización e igualdad de oportunidades en el contexto del aprendizaje escolar.

¿CÓMO APRENDEMOS? ¿CÓMO ENSEÑAMOS?

Sabido es que nuestra “mente” guarda fisiológicamente los eventos como recuerdos en base a la igualación. Tanto el animal como nosotros, fija en su memoria la situación idéntica sensorial (la señal, el olor, el sabor, el sonido). De las experiencias reproducimos posteriormente no solo lo denotativo sino lo connotativo y el hecho se relaciona con la atribución. Es consustancial que al hecho se le busque la causa y ésta sea más o menos veraz y científica.

También en cuanto la memoria es la base del aprendizaje, sabido es que se tiende a olvidar lo desagradable y a magnificar lo agradable, de aquí que debamos desarrollar el aprendizaje por procedimientos “positivos”, o al menos que las atribuciones sean consideradas positivas.

Con estos dos principios básicos: recordamos a partir de situaciones idénticas y conservamos los eventos agradables, lo nuestro será que al desarrollar procesos de aprendizajes usemos estos dos requisitos. Por tanto si lo que queremos es fijar determinados estímulos visuales caracterizados por sus formas y la organización con la que los estableceremos convenidamente, nuestras propuestas de actividades y tareas a realizar han de seguir este sendero.

La ASOCIACIÓN en base a la REPETICIÓN y ésta en base al REFUERZO demuestra el principio básico de aprendizaje/condicionamiento.
NO HAY MAS PRINCIPIO, NI LEY QUE NO SEA ESTA. Los hechos esporádicos han de ser de una “SALIENCIA” enorme para que adquieran la CAPACIDAD DE IMPRONTA, mientras que los nimios constantes y persistentes se imponen en nuestras rutinas… que son las que en nuestro CEREBRO “CÍCLICO” PREVALECEN.

P. J. Goebbels aplicó sociológicamente los principios conductuales y así mismo hoy día se mantiene vigente en su aplicación comercial incluyendo en este ámbito “el producto político” *.

A lo dicho anteriormente sólo me cabe añadir el CANAL PREDOMÍNATE DE INFORMACIÓN O VÍA DE ACCESO, que para Sordos es el viso-gestual, para Ciegos, el táctil-sonoro, para los T.E.A. el viso-espacial, para P.C.I., viso-espaciales igualmente,…

Toda persona está condenada a percibir un solo ángulo de la naturaleza. La comprensión del cosmos nos será dada o bien cuando somos capaces de integrar la visión de los otros o cuando los otros son capaces de transmitírnosla y nosotros de asumirlas.

A un nivel más profundo cabe considerar la anatomía y la fisiología del funcionamiento de las partes neurológicas implicadas en la memoria y en el aprendizaje así como los neurotransmisores responsables, pero desde el plano pedagógico y didáctico esto es sostenible y suficiente.


*Principio de orquestación. La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas y repetirlas incansablemente, presentarlas una y otra vez desde diferentes perspectivas, pero siempre convergiendo sobre el mismo concepto. Sin fisuras ni dudas. De aquí viene también la famosa frase: «Si una mentira se repite suficientemente, acaba por convertirse en verdad». Y 10 principios más…


[1] El AAI es un Puesto Laboral en la Administración Educativa, al que se adscribe un funcionario de nivel 2 de cualificación profesional (Maestro) con rango universitario de Diplomatura, su función es determinada en el Equipo de Orientación y Apoyo, del que forma parte, en la organización y funcionamientos de los CEIP (Comunidad Autónoma de Andalucía).

;;